Puertas robustas y automáticas para mayor seguridad en el garaje

Puertas robustas y automáticas para mayor seguridad en el garaje

Muchas veces el primer acceso a una vivienda o edificio es por la puerta de garaje. De ahí la importancia de cuidar al máximo la seguridad con la instalación de puertas robustas, seguras y motorizadas. Así también se conseguirá una entrada cómoda optando por los automatismos.

Automatización según el tipo de puerta

Las puertas correderas se desplazan de un lado al otro por lo que necesitan de espacio suficiente. Para automatizarlas es preciso un motor adecuado al peso de la puerta y topes fotoeléctricos de cierre y de final de carrera.

En cambio, las puertas abatibles constan de una o dos hojas que se abren y se cierran sobre un eje vertical o bisagra. Mediante uno o dos brazos de motorización, un cuadro de maniobras y programación y fotocélulas de seguridad y tornillería se conseguirá activar un automatismo adecuado.

Si la puerta es basculante se trata de una o dos hojas plegables que se elevan hacia el techo. En este caso también es necesario un motor apropiado al peso de la puerta, una guía de la longitud óptima para atornillar junto al motor y herrajes más tornillería variada.

Otra de las opciones más usadas son las puertas seccionales. Paneles ensamblados unos a otros que se abren hacia arriba deslizándose por carriles laterales y quedando horizontales al techo. Lo que se utiliza para motorizar es: motor apropiado al peso de la puerta, carril guía atornillado al techo, barra curva, herrajes y tornillería.

Por último, las puertas enrollables se eligen sobre todo para el cerramiento de locales, aunque también servirían para acceder a garajes. Son similares a las seccionales y se montan a través de rieles laterales y un potente eje superior para enrollar la puerta en el que se colocará un motor específico.

Es importante señalar que toda puerta automática necesita de una instalación eléctrica cercana para poder llevar a cabo la motorización y realizar las conexiones necesarias. La electricidad puede ir por vía subterránea o a través de una tubería rígida de exterior apropiada para después crear una nueva caja.

Accesorios

Los complementos que hacen fácil y segura la utilización de puertas de garaje o cancelas automáticas son: mando a distancia, sistema de parada ante imprevistos, tope de seguridad, fotocélulas o sensores que detectan algún obstáculo en la apertura o cierra, luminoso intermitente, cerraduras eléctricas con bocallave.

Materiales

Son el acero y el aluminio los que se suelen emplear más para puertas de garaje. Pero los acabados son múltiples, así como el color. Es frecuente fabricarlas en imitación a madera.

Ante un posible fallo de electricidad, toda puerta debe permitir que se abra manualmente.

En Disgamo Lugo trabajamos con las mejores marcas para instalar, mantener y reparar puertas automáticas y demás sistemas eléctricos. ¡Contáctanos sin compromiso!

Fuente: Leroy Merlin

 

La entrada Puertas robustas y automáticas para mayor seguridad en el garaje se publicó primero en Disgamo.