Las preocupantes secuelas de los incendios forestales

Ante la trágica situación que se está viviendo en Galicia, Asturias y Portugal por los incendios forestales es preciso hablar de las causas y consecuencias de este desastre natural. Dañan los ecosistemas y los bienes suponiendo gastos económicos. No obstante, lo que más hay que lamentar en esta ocasión es la pérdida de vidas humanas.Leer más

La entrada Las preocupantes secuelas de los incendios forestales aparece primero en Maxideza.

Los tipos de arrugas

Arrugas son los pequeños pliegues que aparecen en la piel como resultado del envejecimiento. De manera temporal, son aquellas que se presentan por una inmersión prolongada en el agua. Factores Se forman las arrugas principalmente debido a: Disminución del colágeno. Predisposición genética. Expresiones faciales continuadas. Vejez. Deterioro de la piel por la exposición solar. Fumar. Falta de hidratación. Polución. Pérdida de elasticidad. La aparición de arrugas sobre todo con el paso del tiempo es inevitable. No obstante, un buen cuidado de la piel y un estilo de vida saludable contribuirán a que su formación se retrase. También con productos y tratamientos específicos se puede mejorar su aspecto o incluso eliminarlas. Tipos Según el punto de vista clínico: Superficiales: desaparecen con el estiramiento de la piel. Profundas: no cambian cuando se estira la piel. Según los especialistas: Estáticas: provocadas por la fatiga de estructuras que constituyen la piel o por la repetición de movimientos que después de un tiempo aparecen en ausencia de ellos. Dinámicas: se conocen también por líneas de expresión y se originan con la mímica facial. Aparecen como consecuencia de movimientos repetitivos. Gravitacionales: se producen por la flacidez de la piel. Según Richard Glogau y el grado de fotoenvejecimiento: Tipo I: mínima aparición de arrugas que ocurre entre los 20 y 30 años. Tipo II: la piel permanece lisa en ausencia de movimientos, pero las arrugas hacen acto de presencia la reír, fruncir el entrecejo…Habitualmente ocurre a partir de los 35 años. Tipo III: se perciben en ausencia de movimientos habituales. En este grupo se sitúan las personas mayores de 50 años. Para disimularlas se necesitará de maquillaje permanente. Tipo IV: se trata de las arrugas generalizadas con disminución del espesor de la epidermis. La piel va adoptando un color amarillento a partir de los 60 años. Sin duda, las arrugas que más preocupan son las faciales. Pero hoy en día existen eficaces técnicas cosméticas y médicas para revertir el problema. La mayoría de los procedimientos no son invasivos por lo que no repercutirá en la rutina del paciente. Es el caso de nuestra gama de tratamientos profesionales IDAV CARE. Fuente: cosmetologas.com  

La entrada Los tipos de arrugas aparece primero en Idav Care.