Quemaduras solares: lo que se debe hacer y lo que hay que evitar

Piel enrojecida y dolor. Así comienzan las quemaduras solares por una mala exposición o falta de protección. Aunque son temporales, causan un daño a las células que podría en un futuro desencadenar en problemas más serios como el cáncer de piel. Después de que la piel se quema, se pone roja y duele, sobre todo entre las 6 y 48 horas posteriores. Para aliviar esta desagradable sensación y ayudar a sanar las quemaduras del sol ten en cuenta esto: SÍ (LO QUE SE DEBE HACER) Bañarse o ducharse en agua fría. Colocar paños frescos y húmedos sobre las zonas quemadas. Elegir productos hidratantes o humectantes para reponer la pérdida de humedad. Cuando la piel está quemada se reseca y daña. Beber mucha agua. Optar por aloe vera porque es un remedio muy eficaz para muchas de las afecciones de la piel, incluidas quemaduras. Utilizar cremas con vitamina C y E para mitigar el daño a las células. Poner vendajes secos si hay ampollas. NO (LO QUE HAY QUE EVITAR) Usar vaselina o artículos a base de aceite ya que bloquean los poros siendo más fácil la aparición de una infección. No usar productos con benzocaína o lidocaína por riesgo de alergia en algunas personas. No exponer la piel quemada al sol. Sin duda, el mejor consejo es la prevención con el uso de protectores solares de calidad y una adecuada exposición en playa o piscina. Es fundamental escapar de las horas en las que pega más fuerte el sol y disponer de un lugar con sombra. Fuente: sumedico.com  

La entrada Quemaduras solares: lo que se debe hacer y lo que hay que evitar aparece primero en Idav Care.