Quercetina, antioxidante presente en la lechuga

Uno de los vegetales más populares de la dieta es la lechuga. Casi siempre presente en las ensaladas, se suele consumir cruda y normalmente nunca sin acompañamiento. Para aprovechar sus grandes beneficios también puedes disfrutarla en cremas, batidos, bocadillos… Al existir muchas clases de lechuga y por cultivarse cada vez más en invernaderos, es posible comer este alimento durante todo el año. Sin duda, es una verdura que destaca por poder comerse sin cocinar con el total beneficio de sus cualidades: vitaminas, minerales, flavanoides, fibra… En toda dieta de adelgazamiento no puede faltar la lechuga, pero es una hortaliza recomendable para todas las personas por su aporte nutritivo sin apenas calorías. Propiedades antioxidantes Desde el Laboratorio LCN indican que las lechugas entran en el grupo de alimentos que contiene quercetina, una sustancia de gran importancia por sus efectos antioxidantes, anticancerígenos, cardioprotectores y antimicrobianos. La quercetina tiene la estructura química de un flavonoide disminuyendo el riesgo oxidativo que se asocia a enfermedades como la diabetes o accidentes cerebrovasculares. Son fuente de este antioxidante: lechuga, arándanos, pimientos, cebollas, cerezas, manzanas, uva, vino y té negro. Según estudios científicos la quercetina consta de los siguientes atributos: Posee acción antienvejecimiento de las células. Es un fármaco natural para el tratamiento de las alergias por su efecto antialérgico. Controla la hipertensión y protege de problemas cardiovasculares, es decir, tiene una acción cardioprotectora. Se ha observado también una acción anticancerígena. Razones no faltan para incluir la lechuga en la alimentación con gran variedad de ensaladas ya que combina con todo. Añadirla al gazpacho, bocatas o como guarnición de las carnes o pescados son otras opciones. En Hortícolas Javier Miranda disponemos de lechuga lisa.  

La entrada Quercetina, antioxidante presente en la lechuga aparece primero en Terras de Miranda Blog.