¿Qué es la cuperosis y cuáles son sus principales causas?

La cuperosis no se puede considerar una enfermedad dérmica, sino un estado de la piel. Se relaciona con los problemas de la microcirculación porque afecta a los vasos sanguíneos del rostro. Así, es la formación de pequeñas varices o venas varicosas en distintas zonas de la cara uno de los signos más visibles de esta afección. Características Una piel cuperósica se caracteriza por: Enrojecimiento en el rostro que puede llegar a ser permanente. Escasa elasticidad de la piel. Presencia de telangiectasias que son las pequeñas venas varicosas (de color púrpura o rojizo) que se suelen situar en los pómulos y aletas de la nariz. Aparición de acné rosáceo en algunos casos. Perfil La mayor incidencia de esta alteración estética se encuentra en mujeres que tienen la piel sensible, blanca (fototipos I y II) y con tendencia a enrojecerse fácilmente. Es importante tomar medidas de prevención ante los primeros síntomas para evitar que se desencadene en una rosácea que sí es una patología. Causas Se distinguen los siguientes factores: Internos: situaciones emocionales intensas, estrés, cansancio, nervios, enfermedades como hipertensión o diabetes, comida picante o caliente, genética y exceso en el consumo de alcohol y tabaco. Externos: vientos fuertes, traumatismo o heridas, productos químicos o contaminación ambiental. Tratamiento Existen productos cosméticos específicos para este tipo de problema que contienen ingredientes con propiedades calmantes, vasoconstictores, descongestivos e hidratantes. No obstante, a veces será preciso recurrir a la medicina estética para aplicar un tratamiento láser, electrocoagulación o esclerosis. Fuente: http://www.cuperosis.es/

La entrada ¿Qué es la cuperosis y cuáles son sus principales causas? aparece primero en Idav Care.

Consejos para el cuidado de la piel del rostro

La piel del rostro requiere un cuidado especial y diario para lucir en buen estado. Limpieza e hidratación son las dos acciones que no pueden faltar en el día a día. Ser constante y utilizar el producto más adecuado a tus necesidades son los mejores consejos. Pero hoy vamos a profundizar un poco más en la rutina facial: Se aconseja limpiar la piel un mínimo de dos veces al día para eliminar toxinas, incluso si no se aplica maquillaje. No te olvides sobre todo del lavado nocturno. Poner crema hidratante de día y de noche, especialmente aquellas pieles maduras o secos. Es conveniente aplicar un producto específico para cada momento. La frecuencia de hidratación variará según el tipo de piel, la temperatura, la humedad, el viento, el frío y otros factores ambientales. Usar protección solar: en invierno entre un SPF de 15 a 20 y en verano de 50+. El ácido hialurónico es uno de los ingredientes más importantes para la piel por aportar luminosidad, unificar el tono y eliminar las células muertas que sobran. Aplicar las cremas por toda la cara de arriba abajo y del centro hacia el exterior con suaves masajes. También puedes darte pequeños pellizcos para activar la micro circulación sanguínea. El contorno de ojos es más sensible por lo que deberás utilizar productos fabricados para esta zona. Exfoliar el rostro una vez a la semana como normal general. Las pieles grasas necesitarán más exfoliaciones y las secas menos. Tras este proceso se recomienda aplicar una mascarilla. En nuestra tienda online encontrarás todo lo necesario para cuidar tu piel. Fuente: La Vanguardia  

La entrada Consejos para el cuidado de la piel del rostro aparece primero en Idav Care.

Lo que debes saber sobre un peeling estético

La técnica más utilizada en centros médicos y estéticos para eliminar manchas, marcas y pequeñas arrugas es el peeling facial. Gracias a este procedimiento se consigue una piel más joven, hidratada, suave y luminosa. Definición Un peeling es un sistema de exfoliación o descamación que consiste en aplicar una sustancia sobre la piel que elimina las células muertas para renovar las capas superficiales de la piel y mejorar su apariencia. Es un tratamiento muy eficaz para problemas como: Manchas causas por el sol, el acné o los problemas hormonales. Primeras arrugas. Mejorar el tono y la textura de la piel. Tipos Según la profundidad del peeling se distinguen: Peeling mecánico. Se realiza mediante cepillos, rodillos o lijas con micropartículas como cristales o piedra. Uno de los más comunes es la dermoabrasión. Peeling químico. Se aplican productos químicos como ácidos. Peeling físico. Se suministra un agente físico que disminuye la capa más superficial de la piel. Duración Dependerá de la patología, el tipo de peeling y las características de cada paciente. No obstante, cada sesión suele ser de unos 30 minutos y se debe dejar una semana, como mínimo, entre aplicación y aplicación. Fuente: Mujer Hoy  

La entrada Lo que debes saber sobre un peeling estético aparece primero en Idav Care.